Blogging tips

Páginas

domingo, 3 de marzo de 2013


Si me da por confesar, te confesaría muchas cosas. Algunas tan simples e irrelevantes como que no soy rubia natural, que suelo llevar pestañas postizas y que llevo un tatuaje en mi muñeca izquierda, las típicas cosas que puedes descubrir de mí solo con echarme un vistazo. En ese primer vistazo, me vas a juzgar, seguro, aunque procuremos no hacerlo, todos caemos.
Si te quedas a tomarte una caña conmigo, descubrirás que me apasiona la moda, que se me llena la boca hablando de arte, que soy de risa (y de mueca) fácil.  Si te convenzo, terminaremos en la barra de algún bar intentando solucionar el mundo, y te darás cuenta de que a lo mejor tengo demasiadas ilusiones y peco de ilusa, que mis 21 años se notan, que hablo con esa ingenuidad con la que hablan aquellos a los que la vida no les ha propiciado los suficientes palos… y posiblemente te preocupes por esa adicción a la cerveza que tengo.
Si superas esa noche conmigo, habrá un parón. Soy de esas de las que de primeras no le importa invertir en quimeras, pero que a la mañana siguiente se cansa, se agobia, y piensa que casi mejor estar sola. Pero si vales la pena vuelvo, vamos que si vuelvo! Aquí descubres que cuando se me mete algo entre ceja y ceja difícilmente cambio de idea, que si quiero algo de verdad, voy a por ello, que mi parte pasional invade mi racional y no atiendo a razones.
Si eres capaz de soportar mi cabezonería, te darás cuenta de que tengo un carácter de mierda, de las que un día se levanta de mal humor y a la mañana siguiente te despierta con besos en el cuello. Que pierdo los nervios fácilmente y que soy impaciente, que todavía estoy aprendiendo a ser constante y a respirar hondo cuando las cosas no salen como quiero. Que me levanto con los labios hinchados. Que tengo muchísimas manías, de las absurdas y me revienta cuando no puedo cumplirlas. Que tengo una quemadura que me hice con una moto en mi pierna derecha. Cuando nos enfademos y discutamos, voy a llorar. Mucho además, cuando me siento impotente es como reacciono. No soy obediente, ni sumisa y soy incapaz de estarme callada y mucho menos de estarme quieta. Cuando me ponga nostálgica voy a escuchar a Loquillo y a Sabina hasta la saciedad, a mi  es que los acordes de “cadillac colitario” me remueve por dentro.  Que palpo todas las telas que se me ponen entre mis manos y analizo todas las costuras.  A lo mejor nunca seré capaz de entender que es lo que sientes, pero se escuchar.
Esto y muchas más cosas, quédate y te lo cuento.


3 comentarios:

Milex dijo...

I feel like you are such a cool person

sergio castaño peña dijo...

no te han dicho que eres lady gaga2?? te lo digo yo, guapisima!!



www.malesclutch.blogspot.com
Sergio,

Fighter Auster dijo...

http://pendientera.com/tienda/arte/libreta-kokeshi-frida/
A ver si ahora quiere :)